El Papa se reúne en Turín con el mundo del trabajo: “¡No podemos confiarlo todo a la recuperación económica!

2015-06-17T105510Z_673407247_GF10000130296_RTRMADP_3_POPE-VATICAN-kkTD-U106040449054p5C-700x394@LaStampa

«No se puede solo esperar la “recuperación”. Es necesario que toda la sociedad colabore para que el trabajo sea para todos». Es el mensaje de Francisco en su primera cita turinesa: el Papa citó la Constitución Italiana e invitó a no culpar a los migrantes, víctimas de la inequidad. En el encuentro con el mundo del trabajo participaron obreros, agricultores y empresarios.

Antes de su discurso, el Pontífice escuchó las palabras de un empresario, de una obrera y de un agricultor. El primero, Filiberto Martinetti, dijo que «nosotros los empresarios italianos, con nuestros empleados, hemos demostrado una capacidad de resistencia excepcional, hemos heco y seguimos haciendo sacrificios enormes, pero resistimos. Han sido muchas las ofertas para producir en el extranjero, algunas francamente atractivas, pero no podía pensar despedir a los que durante tantos años estuvieron a mi lado; por ello la decisión de permanecer en Italia, yendo en contra de las lógicas de la finanza y de la economía». Y concluyó en dialecto piamontés: «Che nusniur al cunserva per tanti ani» (que Nuestro Señor lo conserve por tantos años). La segunda, Alessandra, con dos hijos y un esposo desempleado, contó las angustias por la pérdida del trabajo y las alegrías de la solidaridad entre los trabajadores. La obrera agradeció al Papa por «haber subrayado en varias ocasiones el trabajo de la mujer, sus ritmos, los horarios y el salario, unido a nuestra tarea de “directoras” de nuestra familia». Y subrayó la importancia de los abuelos. Al final, el agricultor, Fabrizio, describió las dificultades de su empresa, afectada por las inundaciones de 1994, y la solidaridad «concreta y gratuita» experimentada en esa ocasión.

«Les agradezco por sus intervenciones, de las que surge el sentido de responsabilidad frente a los problemas provocados por la crisis económica, y por haber ofrecido testimonio de que la fe y la unidad de la familia son de gran ayuda», dijo Papa Francisco. El Papa expresó su «cercanía a los jóvenes desempleados, a las personas precarias; pero también a los empresarios, a los artesanos y a todos los trabajadores de los diferentes sectores, sobre todo a los que más les cuesta salir adelante».

El trabajo, explicó el Papa, no es solo necesario «para la economía, sino para la persona humana, para su dignidad, para su ciudadanía y para la inclusión social». Después de haber recordaro la vocación de Turín como polo de trabajo, añadió: «Hoy se resiente fuertemente la crisis: el trabajo falta, han aumentado las desigualdades económicas y cosiales, muchas personas se han empobrecido y tienen problemas con la casa, la salud, la instrucción y otros bienes básicos».

Fuente: Vatican Insider

Discurso completo del Papa al mundo del trabajo (en italiano)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s