Francisco recibe una delegación de las religiosas ‘rebeldes’ de Estados Unidos, poniendo fin a años de conflicto y sospechas

Concluyó, después de tres años de controversias, el examen doctrinal del Vaticano en relación con las monjas estadounidenses de la Lcwr (Leadership Conference of Women Religious), la mayor organización de las monjas estadounidenses, que representa a alrededor del 80% de las superioras de las religiosas de este país. Una declaración conjunta certifica «el papel crucial» de la Lcwr. El Papa recibió a la delegación de las religiosas.

Se trata de un caso diferente de la visita apostólica que, promovida en 2008 por la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, entonces dirigida por el cardenal Franc Rodé, puso bajo la lupa la «calidad de vida» de las más de 51 mil monjas estadounidenses, y concluyó positivamente en diciembre del año pasado, con un «Informe final de la Visita Apostólica a los Institutos de Vida Consagrada de las Religiosas en los Estados Unidos de América», presentado en el Vaticano por el actual presidente del dicasterio, el cardenal brasileño Joao Braz de Aviz, y, entre otros, por la presidenta de la Lcwr, sor Sharon Holland.

La «visita doctrinal» de la Congregación para la Doctrina de la Fe (dirigida en ese entonces por el cardenal estadounidense William Levada) a la Leadership Conference of Women Religious (Lcwr), en cambio, comenzó en febrero de 2009. En abril de 2012, pocos meses antes de que Levada dejara el cargo al cardenal alemán Gerhard Ludwig Müller, la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos (y no el Vaticano) publicó el documento final de la fase instructoria en el que la congregación vaticana indicaba, entre otras cosas, «serios problemas doctrinales» entre las monjas estadounidenses, registrando algunas «posturas inaceptables» expresadas por algunas de sus exponentes sobre la Iglesia y sobre Jesús, sobre el enfoque de la Santa Sede en relación con temas como los homosexuales y la ordenación sacerdotal femenina. En general, indicaba el documento, había «un radical feminismo» en la asociación, además de las «ocasionales posturas públicas en desacuerdo o polémica con las posturas de los obispos (en relación con la reforma sanitaria de la administración Obama, ndr.) que son enseñanzas auténticas de la fe y de la moral católica». El documento, criticado por la misma Lcwr y algunos medios como National Catholic Report, America y Commonweal, concluía con el nombramiento de una comisión, guiada por el arzobispo de Seattle, James P. Sartain, encargada de revisar los programas, los patrocinios y los estatutos de la organización. Durante el primer encuentro entre el nuevo Prefecto de la Doctrina de la Fe y las Monjas, Müller difundió un comunicado el 15 de abril de 2013 en el que se leía que había informado «a la presidencia de que recientemente ha discutido la evaluación doctrinal con Papa Francisco, que reafirmó los resultados de la evaluación y el programa de reforma para esta conferencia de superiores». La «conversación», indicó por su parte la organización de las monjas estadounidenses, «fue abierta y franca. Rezamos para que estas conversaciones puedan dar frutos por el bien de la Iglesia». Hoy, al final, el Vaticano publicó un “joint report” (informe conjunto) en el que se «subraya la forma en la que se llevó a cabo la implementación del mandato» de 2012, firmado en el encuentro que se llevó a cabo hoy entre ambas partes y ante la presencia del cardenal Müller.

cq5dam.web.1280.1280

«Al final del proceso», comentó el cardenal Müller, «la Congregación confía en que la Lcwr ha aclarado su misión para sostener a sus institutos miembros y desarrollar una visión de la vida religiosa centrada en la persona de Jesucristo y arraigada en la Tradición de la Iglesia. Esta visión es la que hace que las religiosas y los religiosos sean testimonios del Evangelio y, consecuentemente, es esencial para el florecimiento de la vida religiosa en la Iglesia». Sor Holland, que no pudo participar en el encuentro, comentó: «Recibimos favorablemente la conclusión del mandato, después de intercambios que fueron largos y que pusieron desafíos a nuestra práctica. Mediante estos intercambios, conducidos siempre en un espíritu de oración y mutuo respeto, fuimos guiadas a una comprensión más profunda de las recíprocas experiencias, responsabilidades, tareas y esperanzas para la Iglesia y para el pueblo que ella sirve. Aprendimos que lo que tenemos en común es mucho más grande que cualquiera de nuestras diferencias». La sala de prensa del Vaticano informó que hoy el Papa recibió a la delegación de la Lcwr.

Fuente: Vatican Insider

Nota de prensa sobre la acogida de las orientaciones doctrinales de la Congregación para la Doctrina de la Fe por parte de las religiosas americanas (en inglés)

Informe Final Conjunto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, sobre la valoración de la asociación de religiosas norteamericanas (en inglés)

Para conocer mejor el conflicto que durante años ha tensado las relaciones entre el Vaticano y un grupo de las religiosas norteamericanas, haz clic aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s