Agradecimiento y perdón en la última ceremonia presidida por el Papa Francisco en el año 2014

AP2698687_Articolo

“Agradecer y pedir perdón”, fue el punto central de las palabras del Santo Padre durante la celebración de las vísperas de la Solemnidad de María Santísima Madre de Dios, durante el último día del año. El Santo Padre recordó que con el Te Deum, canto del tradicional himno de agradecimiento por la conclusión del año civil y la Bendición Eucarística, alabamos al Señor y al mismo tiempo pedimos perdón, y la actitud de agradecer “nos dispone a la humildad, a reconocer y a recoger los dones del Señor”.

Francisco en su homilía nos invita a hacer un examen de conciencia, y responder a algunas preguntas: ¿cómo es nuestra forma de vivir? ¿Vivimos como hijos o como esclavos? ¿Vivimos como personas bautizadas en Cristo, ungidas por el Espíritu, rescatadas, libres?  O ¿vivimos según la lógica mundana, corrupta, haciendo lo que el diablo nos hace creer que es nuestro interés?. El Papa Bergoglio afirma que siempre hay en nuestro camino existencial una tendencia a resistirnos a la liberación; tenemos miedo de la libertad y, paradójicamente, preferimos más o menos inconscientemente la esclavitud, explicó. Además Francisco destacó que la esclavitud nos impide vivir plena y realmente el presente, porque lo vacía del pasado y lo cierra ante el futuro, a la eternidad. La esclavitud nos hace creer que no podemos soñar, volar, esperar, recalcó.

Como Obispo de Roma también se detuvo en el hecho de vivir en Roma que como él dijo “representa un gran don para un cristiano”.  Por eso nos invita a responder a las siguientes preguntas en esta ciudad, en esta comunidad eclesial: ¿somos libres o somos esclavos, somos sal y luz? ¿Somos levadura? O ¿estamos apagados, sosos, hostiles, desalentados, irrelevantes y cansados?. Francisco, fiel a su persona, siempre recuerda y está cerca de los más necesitados y así lo hizo también presente en su última intervención del año: es “necesaria una gran y cotidiana actitud de libertad cristiana para tener el coraje de proclamar, en nuestra Ciudad, que hay que defender a los pobres, y no defenderse de los pobres, que hay que servir a los débiles y no servirse de los débiles!”. Y así asegura que cuando una ciudad ayuda a los pobres a promoverse en la sociedad, ellos revelan el tesoro de la Iglesia y un tesoro en la sociedad. Al contrario, asegura que cuando no se está pendiente de ellos, la sociedad se empobrece hasta la miseria, pierde la libertad.

Concluyendo su homilía, el Papa, insistió en pedir perdón y en dar las gracias, y en recordar que existe una “última hora” y que existe “la plenitud del tiempo”.

Fuente: News.va

Libreto de la ceremonia de vísperas, Te Deum, adoración y bendición eucarística, presidido por el Santo Padre, para concluir el año 2014.

Video de la homilía íntegra del Papa (en italiano)

Texto de la homilía íntegra del Papa 

¿Qué es el Te Deum?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s