El Papa a los futuros presbíteros franceses: “El seminario, escuela de fraternidad, de oración y de misión”

 

L-Eglise-de-France-veut-prendre-soin-de-ses-pretres_article_popin

“El sacerdocio no es un ministerio que se viva de un modo solitario y tampoco de manera a individualista”. El Papa Francisco aprovecha la ocasión de un mensaje a los seminaristas franceses que realizan una peregrinación a Lourdes, para aclarar los tres puntos sobre los cuales todo futuro presbítero debería reflexionar y poner en práctica.

El primero se refiere a la fraternidad. La fraternidad de los discípulos “expresa la unidad de los corazones, es parte integrante de la llamada que habéis recibido”, afirma el Papa Francisco, que añade inmediatamente después: “El ministerio sacerdotal no puede en ningún caso ser individual o menos aún, individualista”. “En el seminario”, escribe el Papa, “vivís juntos para aprender a conoceros, a apreciaros, a sosteneros, a veces también a soportaros”. “Por esto” -añade- “os invito a aceptar este aprendizaje de la fraternidad con todo vuestro ardor”.

Segundo punto, la oración. La imagen evocada es la del Cenáculo, donde los discípulos rezan con María en la espera del Espíritu Santo. “Por eso” -subraya el Papa Francisco- se deduce que “en la base de vuestra formación está la Palabra de Dios, que os penetra, os nutre y os ilumina”. “Por tanto”, -aconseja el Papa a los seminaristas- “reservad cada día largas horas para la oración, y dejad que vuestra plegaria sea una invitación al Espíritu Santo, del cual depende la construcción de la Iglesia, la guía de los discípulos y el don de la caridad pastoral”. “De este modo -asegura el Papa- yendo adonde aquellos a los que seréis enviados, podréis ser aquellos ‘hombres de Dios’ que la gente quiere que sean los sacerdotes”.

Por último, el tercer punto, la misión. “Los años de Seminario” -señala el Papa Francisco- “no son otra cosa que una preparación con el único objetivo de convertiros discípulos ‘humildes’ capaces de ‘sentir predilección hacia las personas más marginadas’, las de la periferia”. “La misión” -prosigue el Papa- “es inseparable de la oración, porque la oración abre al Espíritu y el Espíritu os guiará en la misión”. Y la misión, cuya alma es el amor, es la de conducir a todos los que encontréis para que acojan la ternura de Cristo a través de los sacramentos”.

Fuente: Vatican.va (original en francés)


Quizá te interesa también:

1.- Un interesante artículo (en francés) del periódico católico La Croix, en el que se traza un perfil de los seminaristas franceses y el panorama vocacional en el país vecino.

2.- Los obispos franceses, reunidos en Lourdes, realizan también una reflexión acerca de los sacerdotes extranjeros que trabajan en el país galo (en francés).

3.- La Iglesia en Francia, en números (bautismos, matrimonios y número de sacerdotes).

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s